Quítate los zapatos, ahora

Quítate los zapatos, ahora

Todavía oigo la voz de mi madre y de mi querida abuela implorando que nos pusiéramos los zapatos o las zapatillas. «¡Niña, que te vas enfriar!». Y tan incrustados llevaba yo esos mensajes en el cerebro, que me costó horrores empezar a descalzarme, una vez que fui...

Uso de cookies

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo Google Analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Acepta la política de cookies, o pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies