Sí, hoy voy a hablarte de bushcraft.

¡No! ¡Espera! No cierres el artículo tan deprisa. Has leído la palabra bushcraft y has pensado: “uff, fuera, esto no es lo mío”. “Borrar, cerrar”.

Si eres de los que se asustan ante la palabra bushcraft, te recomiendo que venzas tu miedo y potencies tu curiosidad. Estoy seguro de que esto va a interesarte aunque me digas…

Vivo con mi familia en una gran ciudad donde todo está disponible 24/7;

los niños juegan al tenis y al fútbol;

los miércoles van a clase de piano;

mi marido juega al golf y yo voy al gimnasio dos veces a la semana.

¿Para qué necesitaríamos aprender bushcraft o técnicas de supervivencia?

¡Buena pregunta!

Moverse y practicar deportes está muy bien siempre y cuando los movimientos no sean muy repetitvos y haya espacio para la creatividad. Es bueno para tu salud física y mental.

Pero las cuestiones que quiero plantear son las siguientes:

  • ¿Dónde queda tu reconexión y la de tu familia con la naturaleza y contigo mismo?
  • ¿Cuántos animales observas en una semana?
  • ¿Cuándo fue la última vez  que tus hijos sintieron la lluvia en su piel antes de que les pusieras ese costoso chubasquero?
  • ¿Han pisado alguna vez el barro descalzos? ¿Y tu?

Médicos, expertos en salud mental, académicos y sociólogos coinciden en sugerir que:

  • Alejar a los niños del entorno natural para jugar, afecta tanto su desarrollo individual como colectivo.
  • Jugar libremente y sin estructura, al aire libre, estimula la capacidad para resolver problemas y focalizar además de mejorar la autodisciplina.
  • Desde el punto de vista social favorece la cooperación, la flexibilidad y eleva el nivel de autoconciencia.
  • Entre los beneficios emocionales se encuentra el descenso de los niveles de agresión y el incremento del nivel de felicidad.
  • Los niños serán más listos, sanos y felices y mejorarán considerablemente su relación con los demás.

De niño pasaba la mayor parte del tiempo al aire libre (y de adulto el máximo que puedo). En aquella ya lejana, pero en realidad, cercana época, en que no existían los móviles ni internet, jugar fuera era lo normal, lo lógico y natural.

Los niños explorábamos campos, bosques y arroyos. Para qué te voy a contar cuál es hoy la  realidad. Según un reciente estudio, la mitad de los niños entre 7 y 12 años no están autorizados a subir a un árbol sin la supervisión de un adulto o se les ha desalentado de hacerlo por ser considerado como algo peligroso.

Los niños necesitan desafiar y explorar sus límites para poder descubrir y desarrollar su habilidades y ganar confianza en sí mismos. Sin juegos de aventura tendremos menos capacidad de enfrentar situaciones estresantes y desafiantes en la vida. Jugar es una parte esencial del desarrollo y del crecimiento infantil. Los juegos de aventura son emocionantes y ayudan a incorporar habilidades útiles en momentos  críticos de la vida.

Bueno muy bien, y ¿qué tiene que ver todo esto con el bushcraft?

Si jugar es una de las facetas más importantes de la infancia, personalmente estoy convencido de que hay que dar un paso más allá.

El aprendizaje y la práctica del bushcraft, junto con determinadas técnicas de supervivencia, es una de las mejores formas de jugar y reconectarse con la naturaleza.

Saber dónde y cómo encontrar un refugio, agua, alimento y abrigo forman las bases de la supervivencia y la naturaleza nos provee de todo ello. Solo nos hace falta descubrir cómo. Las técnicas para conseguirlo son diversas e incluyen, entre otras: encender un fuego, el estudio de huellas, la caza, la pesca, la construcción de refugios con materiales naturales, el uso de herramientas, como hachas y cuchillos, el reconocimiento y la recolección de plantas comestibles y medicinales, tallar madera, hacer cuerdas y nudos, encontrar y filtrar agua, orientación, etc.

Reaprender o adquirir un mínimo de conocimiento de dichas técnicas nos permite:

  • para pasar más tiempo al aire libre de forma confortable
  • Fluir con la naturaleza sintiéndose parte de ella
  • Disfrutar a fondo de su ilimitada sabiduría       .

Vale, de acuerdo, entiendo lo que es el bushcraft pero ¿en qué se diferencia entonces de la supervivencia?

La supervivencia se refiere al uso de técnicas que te permiten sobrevivir en una situación de emergencia, en principio, de corta duración, en un entorno natural más o menos salvaje.

El bushcraft por su parte, te ofrece un amplio abanico de herramientas que te permiten permanecer y vivir en la naturaleza por un largo periodo de tiempo.

El uso de dichas técnicas se ha ido perdiendo de forma alarmante durante los últimos años en los países “desarrollados” y como consecuencia, el contacto con la naturaleza.

Está bien, lo capto y me parece buena idea que los niños aprendan estas disciplinas pero ¿cómo adulto, para qué las necesitaría?

Estoy convencido de que el aprendizaje, tanto de bushcraft como de supervivencia, es beneficioso para niños, los adultos y las familias en general:

¿Qué puede haber más divertido y desafiante que construirse un refugio, encenderse un fuego, dormir bajo un cielo plagado de estrellas o escuchar los sonidos de los animales salvajes que pueblan la noche.

bushcraft 3 resized

Salir de tu zona de confort a través del bushcraft te invita a reflexionar sobre lo que es realmente importante en la vida. Descubrirás que, a parte de agua, alimento, refugio y abrigo para cubrir las necesidades básicas, son esenciales las relaciones humanas, la camaradería, el compañerismo y el sentimiento de pertenencia a un misma tribu. Descubrirás que tenías capacidades que desconocías.

Entonces, ¿te vienes?

Pues venga, ¡todo el mundo afuera! Coge a tus hijos y aprended juntos el arte de vivir al aire libre, reconectaos entre vosotros, reconectaos con la Naturaleza.

Me encantaría que me contaras tu experiencia y progresos en este aspecto.

Un abrazo,

Bert

 

Crédito de imágenes:

Imagen 1 y 2: gracias a Mer Ceruzzi y Maykol Garcia

The following two tabs change content below.
Soy Bert Poffé, coautor del blog Rewilding Drum, desde el que comparto estrategias y herramientas para ayudarte a salir del automatismo y a recuperar la energía a través del contacto consciente con la naturaleza. Te regalo mi guía “7 errores que te alejan de tu naturaleza salvaje y como solucionarlos”.

Uso de cookies

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo Google Analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Acepta la política de cookies, o pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies