Para muchas personas, el año empezaba con muy buenos propósitos:

“en enero empiezo a…, en enero dejo de… “

Está bien eso de los propósitos si detrás hay un compromiso firme.

Uno de los que más se oye es el de perder peso.

Si te encuentras en ese grupo y te has comprometido contigo mism@ a pasar a la acción, hoy te traigo una ayudita para que lo logres.

Tranquil@ que no te voy a dar la murga con el detox ni con la última dieta de moda, ya conoces mi opinión sobre el tema.

Te quiero invitar a que miremos qué tiene la naturaleza para echarnos una manita con una tarea tan ardua para muchas personas.

Hace tiempo te propuse 10 plantas para perder peso de forma natural, pero hay una muy invernal y que particularmente me entusiasma, a la que he querido dedicar un artículo más completo.

Me refiero a la canela.

Solo conozco a una persona que detesta la canela, mi querida hermana pequeña.

Espero que tú no pertenezcas a tan extraño grupo de “odiadores” de canela para que puedas disfrutar plenamente de todas sus virtudes.

Curiosidades de la canela (Cinnamomum verum)

Como siempre, no me detendré en la información botánica que encuentras fácilmente en internet.

Sin embargo, sí me gustaría empezar a hacer boca contándote algunas curiosidades sobre este imponente árbol:

  • Seguro que te suena el término canela de Ceylán ¿verdad? En efecto, esta valiosa especia es originaria de Sri Lanka, hasta hace no tantos años Ceylán.
  • Su nombre en latín, cinnamonum, viene del griego kinnamomum, que significa ‘madera dulce’.
  • Hay dos tipos de canela que hay que saber diferenciar cuando vayas a comprarla, pero de eso te hablaré más adelante:
    – Cinnamomum verum o zeylanicum ya que es más dulce y su calidad muy superior a la variedad
    – Cinnamomum cassia que viene de China y es mucho más barata y amarga.
  • ¿Como se llama el árbol de la canela? Pues canelo, así de simple, pero casi nadie habla de él, y sin embargo es un tipo bien potente: es uno de los pocos en el mundo que no tiene depredadores gracias a las numerosísimas sustancias medicinales que ha ido desarrollando a lo largo de su evolución para defenderse de las agresiones externas.

La lista de propiedades de la canela es extensa, pero hoy vamos a centrarnos en un aspecto: ¿se puede adelgazar tomando canela?

Cómo adelgaza la canela


Esta especia tiene una cantidad considerable de propiedades. Entre las más destacadas encontramos:

  • potente antibacteriano
  • antiparasitario
  • digestiva
  • una de las plantas con más antioxidantes del mundo.

Por si todo esto fuera poco, su potencial efecto adelgazante vendría dado por los siguientes factores:  

1- la canela contribuye a estabilizar los niveles el azúcar en sangre (glucosa) estimulando los receptores de insulina y aumentando su sensibilidad a la esta hormona encargada precisamente de dicha regulación.

2 – Por otra parte, también se ha demostrado que la canela te ayuda a comer menos, es decir, que incrementa la saciedad, por lo que reduce el apetito.

3- Desde el punto de vista energético, hay plantas que ayudan a aumentar el calor en el organismo, por ejemplo, durante los meses de invierno, aumentado la actividad metabólica del mismo, y otras que hacen lo contrario y ayudan a enfriar y/o ralentizar los procesos. La canela pertenece al primer grupo. No solo nos ayuda a mantenernos calentitos en invierno, sino que, gracias a sus cualidades termogénicas, su ingesta ayuda a incrementar la actividad metabólica, favoreciendo la quema de grasa acumulada.  

Si eres amante de la canela no está nada mal ¿verdad?

Qué canela elegir

Como explicado más arriba, lo primero es elegir la variedad de mayor calidad, es decir, la canela de Ceylán o Srilanka cuyo nombre botánico, para no liarnos es Cinnamomum verum o zeylanicum en detrimento de la canela cassia o de China.

¿Porqué?

  • Por su sabor más dulce y suave.
  • Por su mayor calidad en cuando a mejor composición de sustancias activas (menos cumarina).
  • La canela cassia es más amarga y tiene un elevado porcentaje de cumarina, sustancia potencialmente hepatotóxica en altas dosis y tomada durante un periodo prolongado y que fluidifica la sangre.

Otro requisito importante es que la calidad sea ecológica para evitar metales pesados y otras sustancias indeseables.


Qué forma es la más adecuada y cómo tomarla

Por último, vamos a ver que forma nos conviene más:

¿en polvo, canela en rama, aceite esencial, cápsulas?

Vamos por partes.


Aceite esencial de canela


Uno de los principales componentes de la canela es al aceite esencial.

Se extrae de dos partes:

  • De las hojas
  • De la corteza

El primero contiene eugenol, una sustancia fenólica muy potente, dermocáustica y hepatotóxica, es decir, irrita la piel y daña el hígado, por lo que vamos a evitar este aceite, tanto por vía oral como tópica. Está muy bien para productos de limpieza.

El segundo contiene aldehído cinámico, una sustancia mucho más segura pero no menos eficaz para hacer frente a gran cantidad de microorganismos, entre ellos la Candida albicans.

Este aceite esencial (de corteza) es interesante para tratar, por ejemplo, trastornos digestivos.

Pero para el fin que nos ocupa hoy nos vamos a centrar en la canela en polvo y en rama.

Canela molida


Lo más sencillo es hacer una infusión de canela molida, a razón de entre 1 y 3g al día =  (½ cucharadita de café tres veces al día).

Seguramente veas recetas en que se hierve la canela en rama, pero no es recomendable porque se pierden las sustancias aromáticas.

Igual que te decía con la cúrcuma, puede que tanta canela te acabe cansando.

Si es el caso puedes recurrir a las cápsulas y seguir las indicaciones del fabricante.


Café de canela

Otro truquillo para incluir más canela en tu alimentación es añadirla al café.

Es muy sencillo.

Por cada cinco cucharaditas de café molido, añade una de canela a tu cafetera.

Cuando el agua sube, se lleva consigo el aroma y las propiedades del café, pero también las de la canela, dándole un toque muy distinguido.

Conservación

Citando a Mikel L. Iturriaga del blog El Comidista sobre la conservación de las especies:

Como aderezos secos de larga duración, las especias presentan otros peligros: no conservarlos bien o pensar que pueden vivir en nuestros armarios hasta la próxima glaciación.

🙂

En el caso de la canela, lo mejor es que la guardes en un lugar seco y oscuro en un envase hermético para prevenir su oxidación.

La canela en polvo se conserva unos 6 meses.

En rama 1 año aproximadamente.

En cuanto notes que ha perdido su característico aroma, ha llegado la hora de adquirir nuevo material.


Precauciones


Ya he dicho muchas veces que natural no es sinónimo de inocuo, así que si deseas utilizar canela de forma terapéutica debes consultar siempre con tu médico.

De cualquier manera, deberás evitarla en los siguientes casos:

  • si notas irritación de cualquier tipo y si eres alérgico al bálsamo de Perú.
  • en caso de embarazo y durante la lactancia.
  • si tomas cualquier otro medicamento por posibles interacciones entre sí.

Recuerda que estas recomendaciones son para la canela terapeútica, pero en tus postres puedes seguir disfrutándola sin problema.

Conclusión


Si bien tenemos entre manos un potente complemento para ayudarnos a mantener un peso saludable, no esperemos milagros sin querer hacer cambios profundos en nuestro estilo de vida.

Al igual que con la cúrcuma y otras plantas que he mencionado en este blog,  lo más indicado es incorporarla como parte de un programa de acompañamiento natural en el que:

Alimentación

Movimiento

Ritmo circadiano

Descanso

Gestión del tiempo libre

Conexión con lo importante

Desconexión de la tecnología

Contacto con la naturaleza

Relaciones sociales auténticas

Actitud ante la vida

Gestión emocional

¿No sabes por dónde empezar?


¡Hablemos!

Estoy deseando conocerte.

Un abrazo,

kiki firma


The following two tabs change content below.
Soy Kiki Nárdiz, coautora del blog Rewilding Drum, desde el que comparto estrategias y herramientas para ayudarte a salir del automatismo y a recuperar la energía vital a través del contacto consciente con la naturaleza. Te regalo mi guía “7 errores que te alejan de tu naturaleza salvaje y cómo solucionarlos”.

Uso de cookies

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo Google Analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Acepta la política de cookies, o pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies