El ser humano es nómada por naturaleza y por eso nos gusta tanto viajar.

Hubo un tiempo en que éramos capaces de trasladarnos de un lugar a otro recorriendo grandes distancias. Podíamos transportar todas nuestras pertenencias, que eran las mínimas, ya que no teníamos esa necesidad de acumular y poseer que hoy en día nos esclaviza.

Nos cuesta horrores salir ligeros de equipaje. Llevamos de todo “por si acaso” y acabamos por no utilizar ni la mitad de los chismes que acarreamos.

Aunque cada vez somos más los que viajamos de forma minimalista, existe un objeto misterioso que nos cuesta horrores simplificar (sí, sí, aunque te parezca sorprendente, también a ellos).

Como me imagino que muchos de vosotros estáis ya pensando en maletas, vacaciones y viajes, he decidido escribir este artículo sobre ese objeto misterioso.

¿Qué hay en el estuche enigmático, que a veces ocupa más que la maleta misma, cargadito de productos inservibles a la par que tóxicos cada vez que salimos de viaje?

Me refiero al famoso neceser.

Fíjate que la palabra viene del francés “nécessaire” o necesario.

¿Es realmente necesario todo lo que llevamos ahí dentro?

Personalmente, cada día me gusta más simplificar y liberarme de cargas inútiles. 

Como mucha gente suele preguntarme lo que llevo yo, hoy te lo voy a contar.

Somos bellos por naturaleza y el sol veraniego nos va a poner más guapos todavía sin que nos  gastemos ni un céntimo.

Deja los potingues en casa (o mejor, no los compres si quiera) y dedícate ¡a disfrutar de la vida!

 

Lista exhaustiva de los productos que llevo en mi neceser

 

A continuación te detallo la lista. Todos ellos sirven para el botiquín, para la higiene personal y también como cosméticos.

Después te explicaré uno a uno cómo y para qué los uso:

  1. Aceite de coco
  2. Gel de aloe vera
  3. Arcilla
  4. Bicarbonato
  5. Aceite esencial de menta
  6. Aceite esencial de lavanda vera
  7. Aceite esencial de árbol de té
  8. Cepillo de dientes
  9. Peine

 

#1. Aceite de coco

 

Este es mi producto estrella durante el verano porque vale para todo. Lo llevo siempre en mis viajes y el uso que le doy es meramente cosmético:  

  • Para la cara, en vez de crema, y aftersun
  • Para el cuerpo, en vez de crema y aftersun
  • Para el pelo, en vez de mascarilla y para protegerlo del sol
  • Para los labios, en vez de cacao o barra de labios
  • Para los dientes, en vez de pasta de dientes

En este artículo te doy recetas e instrucciones de uso

 

#2. Gel de aloe vera

 

Este milagro de la naturaleza es un aliado para la piel que nunca debe faltar, ni en tu botiquín ni en tu neceser. Es una planta muy rica en mucílagos, suaviza y penetra muy bien a través de la epidermis, lo que favorece su capacidad de hidratación.:

Uso cosmético:

  • Para la cara, en vez de serum y aftersun
  • Para el cuerpo, en vez aftersun

Botiquín:

  • Para quemaduras, cortes o heridas
  • En general es una planta que se puede aplicar para numerosos problemas relacionados con la piel.

 

#3. Arcilla

 

La arcilla otro regalo de la tierra y forma siempre parte de mi botiquín, pero tiene infinidad de usos, tanto cosméticos como medicinales.

Hay varios tipos de arcilla. En los viajes, la que llevo es caolín o arcilla blanca en polvo que es la más suave.

El uso que le doy es:

Higiene: en vez de gel de ducha o jabón, mezclas arcilla con agua y la piel queda limpia, suave y menos reseca que utilizando jabón.

También vale como desodorante por su capacidad de neutralizar la actividad bacteriológica (recuerda que el 99% de la composición del sudor es agua y el 1% restante está formado por elementos como cloro, sodio, potasio, ácido láctico o amoniaco. Estas sustancias son alimento de bacterias y las causantes del desagradable olor que tratamos de combatir).

Botiquín: en caso de quemaduras e irritaciones cutáneas, por su elevadísmo poder vulnerario y cicatrizante.

Cocina: no siempre es fácil ni económico encontrar comida ecológica cuando viajas. Un truquito muy fácil que empleo desde hace años es lavar las verduras y las frutas con arcilla. También lo puedes hacer con vinagre o bicarbonato pero la arcilla es más potente.

Este producto tiene miles de propiedades pero una de las más importantes es su gran poder de absorción. Nada se le resiste a la arcilla que es capaz de neutralizar gérmenes, virus, toxinas, metales pesados y hasta material radioactivo.

 

#4. Bicarbonato

 

El uso del bicarbonato es meramente higiénico ya que para mí es el mejor desodorante que he encontrado hasta la fecha.

En este artículo encontrarás las recetas para que puedas dejar de comprar desodorante desde mañana mismo.

Créeme, ¡te vas a ahorrar unos euritos!

 

#5. Aceite esencial de menta (Mentha piperita)

 

Y vamos ya con los aceites esenciales.

Trabajo muchísimo con ellos ya que son muy rápidos y eficaces.

Aun así, siempre digo que no los uses a la ligera porque mal empleados pueden resultar peligrosos.

Natural no es sinónimo de inocuo en especial cuando no se tiene el conocimiento necesario.

Por ello te recomiendo, ante todo, precaución.

El aceite esencial de menta lo utilizo primordialmente para:

  • Dolores de cabeza: una gotita en el punto de dolor puede hacer maravillas en relativamente poco tiempo.
  • Flatulencia: un masaje de aceite de menta en la zona afectada (18 gotas por 30 ml de aceite vegetal) puede aliviar de forma eficaz esas molestias tan típicas en verano cuando ingerimos alimentos a los que no estamos acostumbrados
  • Mareos o nauseas: oler un pañuelo con un par de gotas o ingerir una miga de pan con una una gota de este aceite mitiga con rapidez el malestar característico durante los viajes.

 

#6. Aceite esencial de lavanda (Lavandula vera)

 

Este es uno de los aceites que nunca debe faltar en ningún botiquín natural de primeros auxilios:

  • En caso de quemaduras (solares o de otro tipo) se puede echar puro sobre la zona afectada repitiendo con frecuencia la aplicación, o diluido en gel de aloe. El resultado es sorprendente.
  • Lo mismo vale para picaduras tanto de insectos (moquitos, avispas) como de medusa. En estos casos aplicar sin diluir sobre la picadura cada 10m hasta que desaparezca el picor y baje la inflamación. No suele tardar más de una hora.

 

#7. Aceite esencial de árbol de té (Melaleuca alternifolia)

 

Otra valiosa estrella en el extenso firmamento de los aceites esenciales.

El aceite de árbol de té es muy eficaz en la lucha contra los 4 grupos de microorganismos: es antibacteriano, antifúngico, antiviral y antiparasitario.

Y por si todo es fuera poco, también es antiinflamatorio.

Siempre cuento esta anécdota porque me demostró de forma contundente el poder curativo de los aceites y de éste en particular.

Hace un par de veranos pasábamos unos días en la playa.

 

Uno de mis sobrinos, que por aquel entonces tenía siete años empezó a quejare de que le dolía una muela. A las pocas horas constatamos que le había salido un flemón como la copa de un pino.

 

Aventurarse a una consulta médica en pleno mes de julio en la España costera y mediterránea es todo un desafío por la escasez de consultorios que había entonces por aquella zona, con su correspondiente afluencia masiva de pacientes en busca de alivio médico.

 

Decidí confiar en mi instinto chamánico y después de hacerle un pequeño test de tolerancia al niño del aceite esencial de árbol de té, le pregunté si estaba dispuesto a probar la cosa más asquerosa del mundo.

 

Tal era el dolor que me dio su acuerdo sin pensárselo dos veces y me aventuré a administrarle una gota de dicho aceite diluida en una gota de aceite de oliva directamente en el flemón, repitiendo la operación cada 15m.

 

A las 3 horas la inflamación había desaparecido. Ni rastro del flemón.

Para infecciones bucales y cutáneas, es un remedio extraordinario.

Eso sí, vuelvo a repetirlo, hay que tener máxima precaución antes de lanzarse al uso de los aceites y si tienes la piel sensible es imprescindible hacer un test de tolerancia.

 

¿Cómo hacer un test de tolerancia?

 

El test de tolerancia se realiza de dos maneras:

  • a nivel psíquico: pon una gota en un algodón, huélela suavemente y observa qué efecto te produce. Hay personas que no soportan ciertos olores. Si este es tu caso ante un determinado aceite, por muy medicinal que sea no tendrá un efecto beneficioso en ti.
  • A nivel físico:

-> Pieles normales: pon una gota del aceite a testar en el codo y observar cómo reacciona la piel

-> Pieles sensibles: diluir una gota de aceite en una cucharada de aceite vegetal y aplicar una gota de esa mezcla en la muñeca.

En ambos caso, si la piel se enrojece o irrita al cabo de un buen rato, se debe a que no toleras bien esa esencia, por lo que deberás evitarla y buscar otra alternativa.

 

#8. Cepillo de dientes

 

Creo que este punto no necesita mucha explicación 😊

 

#9. Peine

 

A este le pasa lo mismo.

 

¿Y Bert qué lleva?

 

Como nota adicional te diré que Bert utiliza exactamente los mismos productos.

Solo lleva uno más que es la espuma de afeitar.

Para después del afeitado utiliza gel de aloe y después aceite de coco.

 

¿No llevas champú?

 

 

Si te crees que se me ha olvidado este producto, te diré que ni mucho menos.

No lo cargo en la maleta. Me lo fabrico in situ y hoy te regalo una de mis recetas preferidas.

Es un champú 100% natural a base de ortigas. Sin espuma pero de efecto sorprendente.

Además, al ser completamente biodegradable, si tienes la suerte de pasar unos días en la playa, no dejes de utilizarlo para lavarte el pelo en el mar.

 

Champú de ortigas instantáneo, procedimiento:

 

  • Haz una infusión bien cargada (dejarla toda la noche) con las siguientes plantas:

–> Cabello oscuro: ortiga, romero y salvia

–> Cabello claro: ortiga y manzanilla o flores de caléndula

  • Bate la infusión con una yema de huevo.
  • Añade 6 gotas de aceite esencial de romero quimiotipo cineol (opcional).
  • Masajea la cabeza y el pelo con la preparación y si es posible dejarlo actuar una media hora.
  • Aclara con agua templada (o en el mar).
  • Si te ha sobrado infusión puedes usarla para el último aclarado.

¡Más fácil imposible! ¿no crees?

 

¿Qué hay en tu neceser?

 

¡Es tu turno!

¿Te atreves a compartir con nosotros los tesoros ocultos que esconde tu neceser de verano?

¿quieres saber alternativas naturales para productos tóxicos que todavía utilizas?

¿tienes dudas sobre el uso de los aceites esenciales?

¡Pregúntamelo todo en los comentarios!

¡Un abrazo fuerte!

kiki firma

 

 

 

Crédito de fotos:

  • Erwan Hesry para Unspash
  • Sebastian Gabriel para Unsplash
  • Jenna Lee para Unsplash

 

 

 

The following two tabs change content below.
Soy Kiki Nárdiz, coautora del blog Rewilding Drum, desde el que comparto estrategias y herramientas para ayudarte a salir del automatismo y a recuperar la energía vital a través del contacto consciente con la naturaleza. Te regalo mi guía “7 errores que te alejan de tu naturaleza salvaje y cómo solucionarlos”.

Latest posts by Kiki Nardiz (see all)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Acepta la política de cookies, o pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies