Muchos de nosotros aprovechamos los meses de verano para fijarnos un desafío que llevar a cabo en el próximo viaje de aventura. Bien puede ser alcanzar la cima de tal montaña, o bien realizar un viaje de larga distancia con mochila, en canoa o en kayak.

Muchos son los seguidores de rewilding drum que me preguntan sobre cómo me preparo para tal o cual expedición o viaje de aventura pero también sobre cómo es mi entrenamiento entre los viajes.

Sobra decir que mi forma de entrenar está influenciada por el estilo de vida rewilding.

Con todavía alrededor de un mes y medio para que empiecen las vacaciones de verano en esta parte del planeta, pensé que te podría resultar útil e interesante que hable acerca de este tema: entrenamientos y cómo prepararse para cualquier reto físico, en general. Eso sí, lo haré desatade mi humilde experiencia.

 

Movimiento

A estas alturas, ya sabes que el movimiento natural, inspirado por Erwan Le Corre de MovNat, es un pilar importante dentro del estilo de vida rewilding. Abogamos por formas de movimiento lo más afines posible al cuerpo humano y por el reaprendizaje de las habilidades básicas del movimiento tales como correr, gatear, saltar, caminar a cuatro patas y levantar objetos pesados.

Además, como él bien dice, el entrenamiento ha de ser funcional, es decir, útil para los movimientos que realizas en situaciones de la vida real y cotidiana.

 

Preparación específica

Practicar algún deporte juega un papel importante en la sociedad de hoy en día. Lo mismo que existen los adictos a la televisión y a los videojuegos, existen los fanáticos de los deportes. La competencia está presente y es real. La gente quiere mejorar y ganar una medalla o vencer al oponente. En el mundo de la aventura y las expediciones también pasa: hay que subir cada vez más alto, ir más rápido y, cuanto más peligroso sea el reto, mejor. La adrenalina manda.

Entrenar porque es sano no es, para muchos, la motivación más atractiva. Solo parecemos darnos cuenta de la importancia de la salud cuando algo va mal. Por suerte, en rewilding drum ¡tenemos otro punto de vista!

Lo bueno de los entrenamientos específicos es que, incluso cuando son demasiado repetitivos, la mayoría de ellos se realiza al aire libre. Para evitar lesiones y no aburrirme durante los entrenamientos procuro variar al máximo. Mi única regla es:

“Entrenar al aire libre todo lo que sea posible, en cualquier clima y en cualquier circunstancia”.

 

Expediciones y aventuras

Cuando Kiki y yo nos estamos preparando para una nueva aventura o expedición, hay muchos aspectos que tener en cuenta. La logística y el conocimiento de técnicas para la vida al aire libre son importantes. Cada detalle tiene que ser estudiado y bien preparado:

  • Por un lado, reunir y preparar el material adecuado, el diseño de la ruta a seguir, organizar la comunicación, etc.
  • Por otro lado está el aspecto físico y mental. Hay que estar en buena forma y, para ello, se necesita adaptar el entrenamiento de forma específica al tipo de actividad que se va a llevar a cabo.

 

En la práctica: un par de ejemplos de cómo hemos entrenado para distintos tipos de aventura o expediciones

1. Para preparar el ultra maratón Atacama (Chile) Crossing en 2010 (250 km, en completa autonomía a excepción del agua, en el desierto más seco del mundo), correr era, por supuesto, la base del entrenamiento. En un principio, recorriendo distancias relativamente cortas, después más largas; primero sin una mochila, después con una mochila; siempre que fuera posible, en terrenos difíciles. Para evitar sobrecargas y lesiones hice gran cantidad de kilómetros de senderismo con una mochila pesada y seguí con el levantamiento de pesas, algo que hago de forma habitual. Además, añadí pilates porque siempre he necesitado trabajar mi flexibilidad.

2. Para una expedición en canoa, como la que realicé en el lago Inari en Finlandia en 2012, la prioridad era fortalecer la parte superior de cuerpo, por lo que trabajé mucho levantando pesas así como llevando a cabo periódicas salidas en canoa con mi compañero de expedición.

3. En las expediciones de invierno, la cosa cambia.

  • En 2014, en medio del implacable invierno canadiense, Kiki y yo recorrimos 350 kilometros en raquetas de nieve a través del territorio atikamekw en la provincia de Québec, junto con otros miembros de la nación atikamekw, pasando por tres de sus comunidades: Obedjiwan, Wemotaci y Manawan. Para preparar este viaje realizamos los entrenamientos diarios habituales pero, además, añadimos entrenamientos tirando de neumáticos durante largas horas, que simulaban las pulkas que transportarían el material durante el viaje.
  • Vivir en un entorno tan diferente de aquel donde va a tener lugar la expedición hace que cualquier tipo de entrenamiento sea todo un reto en sí. Es el caso de mi última aventura en febrero de este año, la Kungsleden Dogsled Expedition, una expedición de trineos con perros, llevada a cabo junto con el musher luxemburgués Raphael Fiegen. Debido a que la distancia entre nuestros lugares de residencia era de más de 300 km no era posible entrenar con los perros a menudo. Me desplacé a Luxemburgo en un par de ocasiones para entrenar juntos pero, por lo demás, continué realizando mis entrenamientos habituales, intensificándolos según se acercaba la fecha de partida.

Está claro que no puedo simular ni el frío ni la nieve de Laponia pero sí puedo entrenar en circunstancias poco favorables que me saquen de mi zona de confort como, por ejemplo, con un tiempo húmedo, con viento, en la oscuridad, etc.

Realmente creo que la mejor preparación es la que se hace entre las expediciones. Simplemente trabajando a diario para mantener una salud óptima, cuidando tu forma física, alimentándote con alimentos naturales (frescos, no industriales) y teniendo una actitud positiva ante la vida.

 

Concretamente, ¿qué hago?

No soy nada riguroso a la hora de planificar y llevar a cabo mis entrenamientos. Los horarios imposibles y todo tipo de obligaciones de la vida cotidiana hacen que sea complicado mantener una rutina fija. Creo firmemente en la flexibilidad, en la inspiración del día y en escuchar lo que te pide el cuerpo.

 

MovNat

Como ya dije más arriba, esta visión sobre el movimiento ofrece un enfoque integral, holístico y consciente de toda la gama de habilidades de movimiento natural humano. La práctica es para todo el mundo. Es progresiva y segura, y es útil para la competencia física en cualquier área de la vida. Los movimientos básicos son correr, gatear, escalar, colgarse, nadar, caminar en cuatro patas, levantar, transportar o lanzar.

Lo hago por mi cuenta o en grupo siempre que puedo, ya que así es siempre mucho más divertido.

Mi objetivo es hacerlo mucho más de lo que lo hago en la actualidad (1-2 veces semana). Lo ideal sería poder hacerlo casi a diario.

Gracias a Erwan Le Corre por inspirar y a Pieter Derycke por los entrenamientos.

 

Pilates

La flexibilidad es un área que tengo que trabajar mucho más que otras.

El método pilates es un sistema de acondicionamiento físico donde se trabaja el cuerpo como un todo, desde la musculatura más profunda hasta la más periférica, especialmente lo que se denomina “centro de fuerza“, constituido por los abdominales, la base de la espalda y los glúteos. Por esta razón, este método trabaja lo que gran parte de lo que los deportistas necesitan: fuerza, flexibilidad, resistencia muscular, coordinación, equilibrio y una buena postura, con una probabilidad mucho menor de lesiones que con otras formas de ejercicio.

De momento lo hago una vez a la semana aunque dos veces sería lo ideal. No le vendría nada mal a mi ADN un poquito más de flexibilidad J

¡Gracias por tu “flexibilidad” y apoyo, Jeroen Vancoillie!

 

Carreras

No soy un corredor rápido pero, al contrario que a muchas personas, me gusta correr:

  • El 90% de las veces lo hago descalzo o con calzado minimalista.
  • Trato de no caer en la trampa de las eternas sesiones de cardio, que han demostrado ser contraproducentes, y realizo carreras cortas de unos 30 o 40 minutos.
  • Esto lo combino con esprintes una vez a la semana (10 minutos de calentamiento seguidos de 10 carreras a máxima potencia). En 20 minutos ¡estoy listo!

Si hay una cosa que odio son las cintas de correr.

 

Levantar y transportar peso

Unas dos veces a la semana hago ejercicios de levantamiento de pesos (pesados) en una sesión de una hora.

Aprender a trabajar con pesos pesados ​​es bueno para el núcleo corporal. La mayor parte de estos ejercicios los hago en un gimnasio. Me encanta pasar el mayor tiempo posible al aire libre, en el bosque, pero también me gusta el  aspecto social y el contacto con la gente. A veces, incluso, hago un entrenamiento tipo MovNat en el gimnasio.

Mi objetivo es integrar más ejercicios de levantamiento de peso (objetos irregulares como piedras o árboles) en mis entrenamientos MovNat al aire libre.

 

Ejercicios corporales

Son los ejercicios de toda la vida que realizas con tu propio cuerpo: sentadillas, flexiones, dominadas, etc. Me gustan las series metabólicas como las que propone Jade Teta. Son de corta duración pero de alta intensidad. Una sesión te llevará unos 15 minutos pero te sentirás renovado.

Lo bueno es que se pueden hacer prácticamente en cualquier lugar y en cualquier momento y, además, son perfectas para activar el metabolismo y quemar grasa.

 

Work in progress

Hay tres cosas que me gustaría hacer más o incorporar a mis entrenamientos:

  • natación
  • artes marciales
  • escalada

Ya te iré contando mis progresos.

Y, para terminar, 3 cositas:

  • Si lo que te preocupa es el peso, recuerda que la pérdida de peso empieza en la cocina
  • No te olvides del descanso. Sin él ¡no hay progreso!
  • Menos es más: menos cantidad, más calidad.

 

Y ahora ¡cuéntame! ¿Cómo te entrenas? ¿Cuáles son tus objetivos? ¿Alguna meta que alcanzar este verano?

¡Feliz entrenamiento!

bert firma

 

 

 

The following two tabs change content below.
Soy Bert Poffé, coautor del blog Rewilding Drum, desde el que comparto estrategias y herramientas para ayudarte a salir del automatismo y a recuperar la energía a través del contacto consciente con la naturaleza. Te regalo mi guía “7 errores que te alejan de tu naturaleza salvaje y como solucionarlos”.

Uso de cookies

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo Google Analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Acepta la política de cookies, o pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies